Este lunes, poco después de las 19:30, la policía de Dekalb respondió a una llamada del 911 que reportaba una persona sospechosa en los alrededores de Bouldercrest Road, sin embargo durante la alerta no se les ofreció una dirección exacta a los oficiales, según aseguró,  Cedric Alexander, director de este cuerpo de seguridad.

Cuando los agentes llegaron a una vivienda en la cuadra 1500 de Boulderwoods Drive que coincidía con la descripción ofrecida durante la llamada, fueron a la parte trasera de la casa y se encontraron con la puerta abierta; los oficiales entraron a la casa y anunciaron su presencia, resultando la casa equivocada.

Como resultado del operativo, un oficial de la policía recibió un disparo en la cadera, el dueño de la vivienda sufrió una herida en la pierna y un perro murió por los disparos.

La Oficina de Investigaciones de Georgia, GBI participa de la recolección de evidencia para llegar a una conclusión.

Deja un comentario